No hace mucho tiempo leía en Twitter la historia de un joven cuya madre había sufrido un ictus a los 45 años de edad. Ella sobrevivió, sin embargo, fue como volver a nacer. No recordaba absolutamente nada. Dentro de las historias que publicaba el joven en Twitter contaba como su madre había conocido la lluvia una tarde en su terapia de lenguaje. La mujer le preguntaba a su logopeda que quien estaba limpiando afuera con tanto ímpetu