Ejercicio físico para pacientes oncológicos

Existen estudios que indican que el ejercicio físico para pacientes oncológicos tiene efectos beneficiosos, ya sea en personas que son sobrevivientes o que aún padecen un cáncer. Los resultados de estos estudios están basados sobre todo en los diagnosticados con cáncer de seno, próstata y colorrectal. El tratamiento de cáncer y la disminución de actividad física pueden contribuir al aumento de peso. Estos malos hábitos pueden conllevar a una supervivencia peor, aumentando la posibilidad de recidiva.

La Clinical Oncology Society of Australia (COSA), recomienda que el ejercicio debe integrarse como parte de la práctica estándar en la atención del cáncer. Recomienda también que debe tomarse como una terapia complementaria que ayude a contrarrestar los efectos adversos del cáncer y su tratamiento.

Las recomendaciones de ejercicio físico para pacientes oncológicos deben ser adaptadas a las necesidades de cada individuo. Debe tomarse en cuenta que pueden ser necesarias algunas adaptaciones para las personas con cáncer en función de la enfermedad y los efectos adversos relacionados con el tratamiento, la trayectoria anticipada de la enfermedad y su estado de salud.

Nuestro programa Activ’ Cáncer ayuda a las personas supervivientes de un cáncer a reincorporarse de una forma más llevadera en el día a día. Se mejora la condición física general, atenuando los síntomas de los tratamientos (dolor, fatiga, debilidad, etc.) y reduciendo las posibilidades de recidiva, y de otras complicaciones derivadas de la inactividad física. También generan beneficios psico-emocionales en el estado de ánimo, la calidad del sueño y calidad de vida.

SESIÓN INDIVIDUAL

(Servicio en España)

Sesión de ejercicio con un entrenador en casa con rutinas espec