Ejercicios para mejorar la salud de los pacientes con Alzhéimer

Al principio quieres pensar que es algo pasajero, quizás estrés o simples despistes. Cuando después de algunas pruebas y visitas con especialistas te confirman que tu madre sufre un principio de alzhéimer prematuro, te golpea pero te coloca en una casilla de inicio”, este es el relato de Sergio después de que a su madre le diagnosticaran alzhéimer precoz.

El día 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzhéimer. En España hay más de 800.000 personas que sufren esta enfermedad y cada día se detectan nuevos casos de demencia senil. Al igual que Sergio el diagnóstico a tiempo es una pieza clave para tratar la enfermedad lo antes posible y adecuar los ejercicios tanto físicos como mentales para prevenir y reducir los síntomas.

“La primera reacción por parte de las familiares es pensar en ella e inevitablemente en el futuro. Mi madre había sido la encargada de llevar adelante una familia de 4 hombres, gestionar la casa, las compras, el dinero y era una mujer valiente. Entonces piensas que todo eso va a empezar a cambiar y ahora es ella la que nos iba a necesitar a nosotros”, el apoyo de la familia y amigos es fundamental para un correcto desarrollo de estos pacientes.

Ejercita tu mente, ejercita tu cuerpo

La inactividad tanto física como mental es la culpable de que las personas mayores envejezcan a mayor velocidad y que pierdan la autonomía mucho antes.

Hasta la fecha no hay investigaciones realizadas que demuestren que el ejercicio físico sea preventivo para la demencia de Alzhéimer o el deterioro cognitivo leve, pero tras años de investigaciones se ha demostrado que las personas que realizan actividad física con regularidad tienen menos riesgo de sufrir deterioro cognitivo que las que no lo practican.

Hemos extraído del “National Institute on Aging” los principales beneficios que nos aporta el ejercicio físico regular para este tipo de personas:

  • Reduce el riesgo de caídas
  • Mantiene la movilidad y la independencia
  • Reduce los riesgos de padecer depresión, diabetes y tensión arterial alta
  • Ayuda a una mayor estabilidad emocional

Son muchos los beneficios del ejercicio físico en personas mayores o con deterioro cognitivo, es por ello que disponemos de un programa de Gimnasia Alzhéimer específico. También disponemos de canal en youtube donde subimos ejercicios físicos para personas mayores, haz clic aquí.

«Una persona diagnosticada con Alzheimer no debería dejar de practicar actividad física»

Hoy visita nuestro blog Ana Fito de la Asociación de Familiares enfermos de Alzheimer de Sant Cugat.

¡Vamos a conocer mejor su visión de esta enfermedad!

¿Cómo podemos detectar los primeros signos del Alzheimer?

El signo que más se suele notar en la vida diaria es la pérdida de memoria, pero antes se han perdido capacidades de organización, decisión y empatía. Es una enfermedad que lleva años gestándose y por ello no es muy evidente.

No es fácil la detección porque a menudo achacamos estos cambios a la edad.

Es recomendable que cuando nosotros mismos notemos cambios en nuestros comportamientos habituales lo comentemos con nuestros entorno, pero especialmente con nuestro médico.

¿Qué reacciones ves cuando se diagnostica esta enfermedad?

Hay quien le cuesta mucho aceptarlo y hay un profundo dolor, hay quien no le da tanta importancia y muchos no lo hablan, se lo quedan para ellos hasta que pasado un largo tiempo necesitan ayuda.

Se dan distintas reacciones pero en casi todas las familias es de preocupación importante, y ahora qué puedo y debo hacer, cómo nos organizamos etc.

¿Quién suele estar más afectado el paciente o los familiares?

Depende de cada familia. Los dos reciben un duro golpe con el diagnóstico, depende de la actitud que tomen y en la fase que esté la persona diagnosticada. Cada persona tiene su propia afectación.

¿Qué papel juega la actividad física en este tipo de enfermedad?

Igual que la actividad social y la actividad mental es imprescindible. Una persona diagnosticada con Alzheimer no debería dejar de practicar estas actividades, cada uno según sus posibilidades.

¿Qué recomendaciones das a los pacientes y familiares?

Que busquen ayuda en Asociaciones, centros. Que no se queden en casa y lo vivan solos. Que se dejen acompañar y cuidar.

¿Cómo es el día a día de un paciente con Alzheimer?

Depende de la fase en la que se encuentren. Cada persona es única, pero afecta y mucho a la persona diagnosticada y su entorno. Para las personas cuidadoras es un aprendizaje diario en cuanto a conocimiento, y actitud a tomar respecto a la persona afectada. Y en cuanto a la persona afectada una pérdida de capacidades que le pueden causar desosiego, inquietud, incomprensión, tristeza…

Aquí os dejamos una sesión de ejercicios para personas con Alzheimer

QUIERO UN ENTRENADOR FÍSICO A DOMICILIO PARA MI FAMILIAR

¿BUSCAS UN PROGRAMA DE EJERCICIO A MEDIDA?

CONTÁCTANOS