El entrenamiento físico es considerado como un tratamiento conductual seguro, efectivo y poderoso como medicina de prevención en adultos sanos y poblaciones con enfermedades crónicas.

Programa Evaluado para pacientes con Fibrosis Pulmonar Idiopática

Por Denise González
Numerosos estudios controlados aleatorios y observacionales han mostrado beneficios significativos para la salud en personas con niveles de aptitud física más altos y patrones regulares de ejercicio y actividad física. Estos beneficios incluyen una disminución de los riesgos cardiovasculares, mortalidad por cáncer, una menor incidencia de la enfermedad arterial coronaria, varios tipos de cáncer, hipertensión, diabetes tipo 2, obesidad, depresión, ansiedad y caídas en los ancianos.

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es una enfermedad pulmonar intersticial (EPI) crónica, progresiva y, en última instancia, mortal, que se produce principalmente en personas de edad avanzada. El curso impredecible de la FPI se asocia con un mal pronóstico. Se han informado estimaciones de supervivencia media de entre 2 y 5 años desde el momento del diagnóstico. El tratamiento efectivo a largo plazo, aparte del trasplante de pulmón, sigue siendo limitado para la mayoría de los pacientes con FPI.

Los pacientes con FPI tienen más dificultad para respirar y por esta razón tienden a ser menos activos físicamente. Todas estas manifestaciones tienen un impacto negativo significativo en la capacidad funcional y en la calidad de vida de los pacientes.

Un estudio reciente demostró que el entrenamiento con ejercicios a corto plazo es un tratamiento seguro y eficaz para mejorar la capacidad de ejercicio, la disnea y la calidad de vida en pacientes con EPI y FPI. La Sociedad Torácica Americana y la Sociedad Respiratoria Europea han documentado que el entrenamiento con ejercicios se recomienda para las enfermedades como la EPI y la FPI.

La Unidad Funcional de Intersticio Pulmonar (UFIP) de Bellvitge Hospital junto con la Fundación Siel Bleu España con el apoyo de Boehringer Ingelheim y Ashoka, presentaron el programa de ejercicio físico adaptado para personas con Fibrosis Pulmonar Idiopática.

El ejercicio físico es una herramienta importante, segura y eficaz para la prevención y el tratamiento no farmacológico de las enfermedades crónicas.

A pesar de la complejidad de los signos y síntomas que se presentan, la práctica de ejercicio físico adaptado y supervisado es un tratamiento viable y eficaz para la mejoría clínica, ya que se demuestra una mejora significativa en la capacidad de ejercicio, la disnea y la calidad de vida de los pacientes con FPI después de las intervenciones de entrenamiento.

El programa evaluó un programa de ejercicio físico adaptado, diseñado y aplicado por profesionales de la actividad física para la Salud, y actualmente el grupo mantiene su continuidad de manera periódica en cursos comunitarios.

Making More Health

La Fundación Siel Bleu durante el evento “Making more health” llevado a cabo en Frankfurt en Octubre del 2017 y organizado por Ashoka y Boehringer Ingelheim. Durante este evento, Siel Bleu tuvo la oportunidad de presentar los resultados del Programa de Ejercicio Físico Adaptado para personas con FPI.
“Making more Health” tiene la ambición de ofrecer nuevos modelos de atención médica, prevención, diagnóstico y tratamiento para las personas.
¿Te gustó? Compártelo en tus redes