Cuando se hace actividad física, las células se vuelven más sensibles a la insulina, por lo que pueden funcionar más eficientemente.

La Actividad Física y la Diabetes

Fuente: Asociación Americana de Diabetes

La diabetes es una enfermedad que no deja que el cuerpo produzca suficiente insulina, hormona que el cuerpo necesita para transformar la comida en energía para que este trabaje adecuadamente.

En 2014 según datos de la OMS la Diabetes afectó a 422 millones de personas alrededor del mundo. En España según el estudio di@bet.es, 13.8% de los Españoles mayores de 18 años la padecen, lo que equivale a más de 5.3 millones de personas. La mayor causa de este padecimiento es el sedentarismo.

La inactividad física es la causa del 27% de los casos de Diabetes.

Dato por la Organización Mundial de la Salud
La actividad física es importante para todos, pero es particularmente importante para las personas con diabetes o para quienes tienen el riesgo de padecerla.

Cuando se hace actividad física, las células se vuelven más sensibles a la insulina, por lo que pueden funcionar más eficientemente. Durante el ejercicio, las células también extraen glucosa de la sangre mediante un mecanismo totalmente independiente de la insulina. Por lo tanto, hacer ejercicio con regularidad puede reducir el nivel de glucosa y mejorar el nivel de hemoglobina.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes