Diego Rodríguez nutriasesor de Nutricia en Madrid (División de Nutrición Médica Avanzada del Grupo Danone), y con Josep Cotano, delegado de la Fundación Siel Bleu en Valencia, nos mencionan cuales son los riesgos de sufrir una enfermedad cardiovascular.

¿Estoy en riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular?

Por Denise González

Las enfermedades cardiovasculares son desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos que irrigan al cerebro. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, son la causa principal de muerte. En el año 2012 murieron 17.5 millones de personas a causa de estas enfermedades, lo que representó el 31% de muertes registradas en todo el mundo.

En entrevista con Diego Rodríguez nutriasesor de Nutricia en Madrid (División de Nutrición Médica Avanzada del Grupo Danone), y con Josep Cotano, delegado de la Fundación Siel Bleu en Valencia, nos mencionaron que “Los factores de riesgo para padecer una enfermedad cardiovascular, son la hipertensión arterial, el colesterol, la diabetes, el tabaquismo, el sedentarismo, la herencia genética, el estrés, la frecuencia cardiaca, la obesidad, entre otros”.

Diego nos ha mencionado que para evitar estos riesgos, “las recomendaciones son evitar el sedentarismo con una práctica de actividad física y una buena alimentación, siguiendo el patrón de la dieta mediterránea. Si la persona es fumadora, lo mejor será abandonar el hábito tabáquico; y si se padece alguna enfermedad cardiovascular, hay que mantenerla controlada a nivel de medicación y con unos hábitos de vida correctos que ayuden a regular dichas patologías”.

Por otra parte Josep nos menciona que “realizar Actividad Física ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen ya alguna enfermedad cardiovascular. Ayuda a mejorar la autonomía física para una readaptación eficaz, evita la debilidad muscular. Mantiene o mejora la fuerza muscular conseguida durante la fase de readaptación, aumenta la función cardiorrespiratoria y la hace más eficiente. Influye en la aparición y control de la diabetes, ayuda a controlar el peso y a disminuir la ansiedad”.

Según un análisis publicado por NIH Public Access, realizar un alto nivel de actividad física en el tiempo libre tiene un efecto beneficioso en la salud cardiovascular, al reducir el riesgo general de enfermedades coronarias e infartos entre hombres y mujeres, reduciéndolo entre un 20 y 30%. Mientras que realizar actividad física de manera moderada, puede reducir de 10 a 20% el riesgo de padecer Enfermedades Cardiovasculares.

El programa ActiVIDA Evolution, es un programa pionero creado por la Fundación Siel Bleu y Nutricia, que está diseñado para ser llevado a cabo en residencias de personas mayores y que busca un abordaje integral de ambas esferas: la nutrición y el ejercicio físico adaptado. Entre los resultados se pueden observar mejoras a nivel físico y nutricional. Se logra detectar a aquellos residentes que están en riesgo de desnutrición o en desnutrición, para hacer una intervención más a fondo y recuperar su estado nutricional. Así, también se mejora el estado físico y anímico de los participantes en las sesiones.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes