Las tareas del cuidador de una persona dependiente a menudo implican realizar grandes esfuerzos y movilizar cargas pesadas. Es imprescindible 

Ejercicios de Fuerza para Cuidadores

Ejercitate Diariamente

Las tareas del cuidador de una persona dependiente a menudo implican realizar grandes esfuerzos y movilizar cargas pesadas. Es imprescindible preparar el cuerpo para poder afrontar estas tareas con seguridad. El calentamiento previo y el trabajo de fuerza serán la mejor manera de prevenir lesiones a corto y largo plazo.
Objetivo: Fortalecer el abdomen y los glúteos

DescripciónUtilice una silla para apoyar su mano y sitúe sus pies lo más alejados que pueda de la silla. Mantenga la columna completamente alineada en todo momento. Estire el brazo que no está apoyado. Separe ligeramente la pierna del mismo lado completamente recta y mantenga la posición.

Objetivo: Fortalecer las piernas

DescripciónSepare sus pies cuanto le sea posible uno delante del otro. Baje manteniendo la columna vertical en todo momento y doblando ambas rodillas como si fuera a poner su rodilla en el suelo. El talón del pie trasero no debe apoyarse en el suelo. Puede apoyarse si lo necesita.

Objetivo: Fortalecer el abdomen

DescripciónUtilice una silla como punto de apoyo para sus manos. A continuación aleje sus pies cuanto le sea posible manteniendo el peso de su cuerpo sobre sus brazos. La columna debe mantenerse alineada en todo momento y el abdomen contraído.

Objetivo: Fortalecer el dorsal y los bíceps

DescripciónAgarre con cada mano un objeto pesado (p.ej. botellas de agua). Doble ligeramente las rodillas e incline su cuerpo hacia adelante desde la cadera manteniendo la espalda recta en todo momento. Lleve sus codos hacia atrás cuanto le sea posible acercando las pesas a sus costados.

Realice los ejercicios en la medida que le sea posible sin llegar a la extenuación ni a sentir dolor. A medida que se acostumbre a los ejercicios vaya aumentando la cantidad y la intensidad de forma progresiva. Consulte inmediatamente a su médico si se siente indispuesto o percibe cualquier signo o síntoma fuera de lo normal. Realice Actividad Física adaptada a su capacidad varias veces por semana, y siempre que sea posible bajo la supervisión de un especialista en Actividad Física.

Descarga los ejercicios en PDF

¿Te gustó? Compártelo en tus redes