La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida cuyo síntoma principal es el dolor crónico generalizado.

Ejercicios para pacientes con Fibromialgia

Ejercitate Diariamente

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida cuyo síntoma principal es el dolor crónico generalizado. Hace mucho tiempo que sabemos que el ejercicio físico aeróbico es eficaz e incluso necesario en un enfoque integrado de la fibromialgia para conseguir una mayor calidad de vida.
Objetivo: Mejorar la movilidad articular y el equilibrio

DescripciónApóyese sobre un solo pie. Realice círculos con la punta del pie contrario realizando el movimiento desde el tobillo. Intente completar los 30 segundos de cada ronda sin apoyarlo. Si necesita ayuda, póngase una silla para mayor seguridad. Intente tocar la silla solo cuando sienta que pierde el equilibrio.

Objetivo: Resistencia aeróbica

DescripciónRealice pasos laterales a un lado y al otro de forma rítmica. Adapte la longitud del paso según su capacidad. El ritmo debe permitirle completar el minuto entero sin fatigarse en exceso. Puede utilizar un soporte musical que le marque el compas. Descanse 2 minutos después de cada minuto de trabajo.

Objetivo: Estiramiento posterior

DescripciónSiéntese sobre una esterilla de yoga o una toalla con las piernas estiradas. Fije una cuerda (o un cinturón) pasándola por sus pies y trate de llevar su cuerpo hacia adelante tirando de ella. Mantenga la columna erguida en todo momento.

Objetivo: Relajación

DescripciónTúmbese sobre una esterilla de yoga o una toalla apoyando completamente la espalda y la cabeza. Doble las rodillas y coloque una pelota de masaje (pelota dura con pequeñas púas) bajo la planta de uno de sus pies. Encima de éste pie puede colocar el otro para aumentar la presión durante el masaje. Realice movimientos lineales o circulares a su voluntad. Realice lo mismo con el otro pie.

Realice los ejercicios en la medida que le sea posible sin llegar a la extenuación ni a sentir dolor. A medida que se acostumbre a los ejercicios vaya aumentando la cantidad y la intensidad de forma progresiva. Consulte inmediatamente a su médico si se siente indispuesto o percibe cualquier signo o síntoma fuera de lo normal. Realice Actividad Física adaptada a su capacidad varias veces por semana, y siempre que sea posible bajo la supervisión de un especialista en Actividad Física.

Descarga los ejercicios en PDF

¿Te gustó? Compártelo en tus redes