Existen estudios que indican que la actividad física tiene efectos beneficiosos en personas que padecen o son supervivientes de cáncer, sobre todo en los diagnosticados con cáncer de seno, próstata y colorrectal. El tratamiento de cáncer y la disminución de actividad física pueden contribuir al aumento de peso, lo que puede conllevar a una supervivencia peor, aumentando la posibilidad de recidiva. Un estudio encontró que la actividad física está relacionada con un 40 a 50% menos posibilidad de recidiva o de muerte por cáncer de seno entre mujeres que realizan ejercicio moderado, lo equivalente a caminar entre 3 a 5 horas por semana a un paso promedio.
En el mes de la Revolución Rosa:

Para todas aquellas supervivientes, para las guerreras que siguen en batalla y para las que ya no están con nosotros.

Cinco ejercicios para SUPERVIVIENTES de Cáncer de Mama

19 de Octubre: Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Mama

Existen estudios que indican que la actividad física tiene efectos beneficiosos en personas que padecen o son supervivientes de cáncer, sobre todo en los diagnosticados con cáncer de seno, próstata y colorrectal. El tratamiento de cáncer y la disminución de actividad física pueden contribuir al aumento de peso, lo que puede conllevar a una supervivencia peor, aumentando la posibilidad de recidiva.

Un estudio encontró que la actividad física está relacionada con un 40 a 50% menos posibilidad de recidiva o de muerte por cáncer de seno entre mujeres que realizan ejercicio moderado, lo equivalente a caminar entre 3 a 5 horas por semana a un paso promedio.

Artículo recomendadoLa importancia de la mamografía y la detección temprana de un cáncer de mama y la actividad física como herramienta de prevención de la recidiva

¿Te gustó? Compártelo en tus redes